1. Atenas
  2. Monumentos y atracciones turísticas
  3. Acrópolis de Atenas

Visita a la acrópolis de Atenas

Vista de la acrópolis al anochecer

Una visita imprescindible en Atenas es sin duda su espectacular Acrópolis, construida a mediados del siglo V a.C. en la época de Pericles. Espléndida ciudad alta construida encima de una gigante roca bautizada como la roca sagrada, un lugar que sirvió de defensa y culto, un mundo antiguo de arte, cultura e historia de la antigua civilización griega.

Puerta Beulé

Nada más entrar por la gran puerta los Propileos y cruzar sus impresionantes pórticos se divisa unas impresionantes vistas de la ciudad de Atenas y los restos arqueológicos más emblemáticos de Atenas que reflejan la historia de la antigua Grecia y una gran civilización. En el centro se divisa una gran estatua de bronce de unos 10m de altura conocida como la estatua de Atenea Promacos, construida entre el año 450 y 448 a.C., que representa Atenea armada con una lanza y un escudo.

La puerta Beulé, construida en el siglo III a.C., estuvo mucho tiempo enterrada hasta que la descubrió el arqueólogo francés Beulé. A la izquierda hay un pedestal donde estaba la estatua de bronce del general romano Agripa.

Propileos

Al final de la gran escalera se encuentra una monumental entrada que da acceso a la Acrópolis, construida entre los años 437 y 432a.C, es una entrada colosal compuesta por 6 columnas dóricas, igual que las de la fachada delantera, así como las seis de la parte posterior. El interior está dividido por una pared que se abren 5 puertas, la occidental, la más grande, tiene dos filas de tres columnas de estilo jónico que forman tres naves.

Pinacoteca

Se encuentra en el ala norte de los propileos, fue la primera galería de pintura del mundo y se exhibe los cuadros de Polignoto, considerado el primer pintor de la antigüedad.

Templo de Atenea Niké

Pequeño templo con cuatro columnas en cada uno de sus frentes de mármol pentélico de estilo jónico, que se encuentra en ala sur de los propileos, del siglo V a.C.  Edificio religioso que conmemora la victoria sobre los persas en la batalla Salamina y en su interior se encuentra una estatua de madera imagen de Atenea Niké (victoria), símbolo de la victoria y que la construyeron sin alas para no abandonar nunca el templo.

El Partenón

También llamado templo de Atena Virgen, es el templo por excelencia de la acrópolis de Atenas.

Partenón en la Acropólis de Atenas

Este majestuoso templo, es todo un símbolo por su belleza y dimensiones. El principal y más famoso gran templo construido entre los años 477 y 432a.C. principalmente de mármol blanco y un total de 46 columnas.

Conocer más sobre el Partenón

Erecteion

El Erecteon es un asombroso templo construido con mármol de estilo jónico construido entre el año 421 y 400a.C. como lugar de adoración a los dioses.

Erecteion en la Acrópolis de Atenas

Entre sus elementos destaca el pórtico de las Cariátides, un monumento emblemático con seis columnas en forma de mujer.

Conocer más sobre el Erecteion

El Pandroseion

Al oeste del Erecteion se encuentra el santuario Pandroseion, construcción ordenada por Pericles el año 421a.C. Formado por un patio rectangular rodeado de muros, donde se encontraba el Olivo Sagrado, la fuente natural y un altar dedicado a Zeus (protector de la tierra). El olivo actual es una rememoración del original.

Altar de Atenea Polias

El Templo de Atenea Polias se encuentra al sur del Erecteion, se accede a través de una cella y en él se encuentra la base de un antiguo templo del siglo VI, donde se encontraba una escultura de madera dedicada a Atenea Polias y era culto de veneración. Parte de la decoración se encuentra en el museo de la Acrópolis.

Altar de Atenea

Al este del templo de Atenea Polias se encuentra un cimiento rectangular de un antiguo altar en honor de Atenea y Erecteo, rey de Atenas. Solo se conserva la base del altar y en él se realizaban cultos en honor a los dioses y se ofrecían sacrificios de animales.

El Odeón de Herodes Ático

Teatro que está situado en la ladera suroeste de la acrópolis con unas espectaculares vistas a Atenas. Se construyó en el siglo II a.C. por el cónsul romano Herodes Ático.

Odeón de Herodes en la Acropólis de Atenas

Se utilizaba para hacer representaciones musicales y teatrales. La cávea (grada) tiene 32 filas de asientos para capacidad de 5000 personas. Se acceden por una escalinata de 11 escaleras construido sobre la roca y más vertical que el teatro griego. Actualmente, sólo se puede ver la parte superior desde arriba de la acrópolis o asistir a algún festival, concierto o acudir a ver el espectáculo de luz y sonido.

Teatro de Dionisio

Es el teatro más antiguo y más impresionante de la antigua Grecia. Se encuentra en la ladera sur de la Acrópolis, dedicado a Dionisio, el Dios del vino y del teatro. Se construyó durante el siglo VI a.C. y podía albergar unas 17000 personas.

Se dividía en tres niveles, la zona más baja se extiende la orchestra de forma semicircular donde se situaba el escenario, cubierta de placas de mármol de la época romana. Detrás la escena, encabezada por un pórtico columnado donde se hacían las representaciones y por último la cávea(gradas), tenía 46 gradas divididas en dos niveles y los asientos de las primeras gradas eran de mármol para los ciudadanos más ilustres de la época romana. Lo que se ve ahora son fragmentos de piedra.

Santuario de Artemisa Brauronia

Cerca de los propileos se encuentra los restos del antiguo templo dedicado a Artemisa Brauronia, protectora de las mujeres embarazadas. Fue construido en el año 430a.C. y fue una verdadera obra de arte ya que se encontraba decorado con muchas estatuas. En el centro estaba el altar y la estatua de Artemisa construido por el escultor griego Praxíteles.

Calcoteca

Al lado del muro oriental del Santuario de Artemisa Brauronia, se encuentran los restos de la calcoteca, construida a mediados del siglo V a.C., un lugar destinado a custodiar bronces, armas y las ofrendas a la Diosa Atenea. Entre la Calcoteca y el Partenón había un camino de escaleras de mármol que los unía.

Santuario de Zeus Polieo

En el punto más alto de la acrópolis, al norte del templo de Roma y Augusto, se encuentra los restos el santuario de Zeus Polieo, era un recinto sagrado del siglo 500a.C, un lugar abierto dedicado al culto, con un altar donde se sacrificaban animales. Actualmente solo se conservan las improntas de los cimientos.

Eleusinion

Fue un templo situado en la ladera sur de la acrópolis que lo mandó construir Pericles. Con forma de planta cuadrada con diversas columnas de mármol, se hacían rituales al culto a la diosa Deméter, diosa de la agricultura, y a su hija Perséfone.

Casa de las Arréforas

En la parte norte de la acrópolis junto a la muralla de Pericles se encuentra este edificio del siglo V a.C. La casa servía de residencia a cuatro niñas entre siete y once años de familias nobles (las arréforas), que recibían enseñanza para tejer el peplo (la túnica que llevaban las mujeres en el año 500a.C) en las procesiones de la Panateneas y ayudaban a los sacerdotes en los ritos y culto a Afrodita.

Santuario de Pandion

El santuario de Pandion se encuentra en la esquina sureste de la acrópolis. Era un recinto sagrado del siglo V a.C. con forma rectangular al aire libre, que constaba de un pequeño propileo y 2 patios que se dividían en dos partes iguales divididas por un muro. Era el santuario del héroe y rey mítico de Atenas Pandión. Sus cimientos se encontraron por unas excavaciones para la construcción del antiguo museo.

Stoa de Eumenes

La Stoa (pórtico en griego) se encuentra entre el Odeón de Herodes y el Teatro Dionisio, al sur de la acrópolis. Del siglo II a.C. este es un monumental pórtico con una longitud 163m y 17,5m de ancho. Fue construido a lo largo de la ladera y toda la colina, compuesto de dos plantas con doble fila de columnas jónicas en el interior y dóricas en el exterior protegidas por una muralla que se sujetaba con grandes pilares y arcos redondos de mármol y piedra porosa. Un lugar de paseo para los visitantes que acudían al teatro.

Santuario de Asclepion

Al sur de la acrópolis en un pequeño valle cerca de las ruinas del Teatro Dionisio, se encuentran un conjunto de edificios o templo destinado a la cura de sus habitantes. Se trata del santuario de Asclepeion, considerado por los romanos el Dios de la medicina y fue el centro terapéutico más grande de Grecia y escuela de medicina del siglo V a.C.

Era un recinto sagrado que tenía diversos servicios públicos, baño, gimnasio, sala para enfermos etc.

En la parte occidental se encuentra los cimientos de un pequeño templo y un pórtico con cuatro estancias. Hacia la parte oriental se encuentra los cimientos del templo de Asclepion y su hija Higia, el altar y un pórtico que tenía dos pisos. Al norte se encuentra una pequeña cueva donde hay una fuente con propiedades medicinales y más al centro se erigía el templo con cuatro columnas en el frontal. Al oeste constaba una estancia cuadrada con un foso redondo en el centro, El pozo sagrado donde se donaba ofrendas a Asclepeion.

Odeón de Pericles

Se encuentra situado a la derecha del teatro Dionisio, fue construido bajo el mandato de Pericles en el año 445 a.C. y se utilizaba para representaciones musicales siendo la primera sala dedicada a conciertos en Grecia. Consistía de una planta rectangular con doble hilera de columnas, y estaba techado con madera de los barcos que requisaba a los persas.

Areópago

Su nombre significa colina de Ares, y está compuesto por Ares, nombre de un Dios Olímpico de la guerra para los griegos y pagos (colina), Dios romano de la guerra. La Colina de Ares, es una colina de mármol que se encuentra al noroeste de la acrópolis de Atenas. Donde se reunían al aire libre el consejo para hacer juicios desde el año 480a.C. hasta el 425d.C.

Se accede a través de dieciséis escalones de mármol tallados en la roca. Se sospecha que aquí había sido juzgado Ares por los dioses en consecuencia de la muerte de Halirrhotios, hijo de Poseidon, y juzgado Orestes por el asesinato de su madre Clitemnestra.

Se conservan unos 200 m de la calle de Areópago, los restos de una fuente romana del siglo II, los restos de un templo dedicado a Amineion y una placa de bronce que contiene el discurso del apóstol Pablo.

Desde arriba de la roca se puede disfrutar de unas impresionantes vistas de la acrópolis y la ciudad.

Mapa

Lugares cercanos de interés

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.Política de cookies